imagen del encabezamiento: Yañez

Bienvenida



Necesitamos compartir, necesitamos comprender, y solo podemos hacerlo mediante la palabra y toda otra forma de comunicación gráfica, gestual; que ingrese por nuestros sentidos, que emitan nuestros labios, nuestras manos, el cuerpo todo.

Para nosotros, para las personas, la comunicación fundamental, principal, se realiza por medio de la palabra, sea oral o escrita. Vivimos en un océano de palabras y señales comunicativas y la falta de ellas es como la falta de oxígeno a la vida. Sin ellas empobrecemos y en soledad podemos llegar al extremo de morir por ausencia de comunicación que en definitiva es ausencia de cariño, de amor; porque el opuesto, el odio, o simplemente la indiferencia, no permiten las palabras, no permiten la conexión, la comunicación. Solo se comunica, solo se habla cuando se desea comprender, cuando hay un principio de amor. Para ello, para compartir y comprender proponemos estas TARDES DE MATE Y CUENTOS; en ellas trataremos de alimentarnos de palabras, conocerlas y reconocerlas para llegar a tener una mejor comunicación, una riqueza y soltura del lenguaje.

Antonio G. Guzzo


viernes, 14 de agosto de 2015

María Esther Robledo B San Juan /Argentina

María Esther Robledo B


Un día distinto


Para los pequeños
que no conocen
el arco iris

Era una mañana fría. El cielo por ratos  rezongaba por ratos lloraba.
En la calle solo se percibían los árboles grandes y pequeños, moviéndose  de acá  para allá mientras  el viento cortaba los pétalos de flores que daban  vueltas  y vueltas en el aire.
Las puertas y las ventanas estaban cerradas.
Los pajaritos se apretaban en sus nidos o en algún palo bajo el techo.
Yo sin saber que hacer caminaba por el comedor de un lado a otro y mi hermana tirada sobre  la alfombra jugaba con Pelusa, el gato de la casa.
Estábamos en silencio cuando un Tic – Tac nos hizo entrar en suspenso.
Había comenzado a llover.
Adiós  a las caminatas por la plazoleta y las lomitas llenas de pinos y de álamos  altos cargados de hojitas
¿Pero qué te pasa Pelusa? Gritó mi hermana.
Nos reímos, parecía que le había dado la corriente, corría y saltaba sin parar.
De pronto un perfume exquisito invadió la habitación. Era un olor parecido al jazmín de lluvia.
¿De dónde vendría? En casa no había  jazmín de lluvia.
Nos  paramos y fuimos hasta la ventana. Globos de todos los tamaños flotaban en el aire.
Pero… ¿De dónde venían?
Abrimos la ventana y sacamos la cabeza, no había nada que explicara de donde salían tantos globos. Pensamos en un señor vendedor corriendo, pero no tenían dueño.
Llenos de curiosidad corrimos a la vereda.
¡Qué maravilla!  Un gran plato volador estaba suspendido sobre los pinos en las lomitas, y miles de globos  salían de él
Ese era el perfume, chocaban contra las casas, los árboles  y ¡Pun!, reventaban esparciendo por el aire sus exquisitos aromas
¿Y eso qué es? Preguntó  mi hermana.
Espérate un minuto, alzaré una. Son pequeñas plumitas suaves como la seda
¿Qué hermoso! Caen como la lluvia pero no moja. De pronto la calle se llenó  de chicos alegres y saltarines y de grandes  con cara de pregunta.
Bueno, yo también me hacía preguntas pero… prefería  gozar  todo aquello.
El viento se había  parado y el sol, creo había  salido pues empezaba a sentir el calor de sus rayos en mis espaldas y me molestaba el abrigo.
Luego, seguramente  pasó un largo rato por que la abuela del “quinto B”. con su silla preferida estaba sentada  debajo del ceibo en la vereda.

Entonces  nos dimos cuenta que ya no salían globos de los costados  del palto  volador, pero si podía escucharse una música  como las melodías ejecutadas  con la flauta  dulce.
Me di  cuenta  en ese  momento  la cantidad  de autos, bicis y motos que habían a mi alrededor… y seguían llegando.
Todos estábamos felices y despreocupados  menos un señor alto, un poco gordo y de bigote que preguntaba.
¿Cuándo comenzó esto? ¿Bajó alguien del objeto?  ¿Alguna persona sufrió daño?
Alguno que otro respondía peo nadie le daba importancia.
¡Por supuesto!  La gente agitaba las manos y sacaba los pañuelos. Los chicos  decían.  ¡Adiós, vuelvan pronto, fue todo muy lindo, ¡flor!, ¡capisimo!, ¡morta!
El plato volador subía y subía, ya no salían globos, ya no caían plumitas, ya no se escuchaban melodías, solo bocinas y ruidos de motores de los vehículos amontonados.
-¿Tienes hambre?  Pregunte a mi hermana
- Si Ramón pero tendremos que ayudar a mamá si queremos comer.

La tarde llena de sol pasó entre comentarios.
-Silvia, ¿no he soñado?
- No Ramón, escucha  la radio, creo que ya lo sabe todo el mundo. Vienen científicos para investigar.
-¡Que hermoso Silvia! Desde hoy empiezo a estudiar. Quiero saber más sobre este mundo maravilloso que Dios nos ha regalado.
Los planetas, las estrellas, los cuerpos extraños. 

Cuento del Libro Cascabeles y globos de María Esther Robledo


María Esther Robledo B.                         
 (San Juan –Argentina- 5/ 8 /1947)
 Poeta y narradora. Docente. Artista Plástica.
Entre sus obras se destaca el libro: Huella (2004), Verde Esmeralda (2007), Tardes naranjas (2007), en poesía; Tejiendo Colores de Otoño (2009), cuento.
Ganadora de numerosos concursos a nivel provincial, nacional e internacional. Su más reciente galardón es el  primer premio y medalla de oro del XXV certamen en poesía “Letras Argentinas Hoy 2011” organizada por la editorial De Los Cuatro Vientos.
Su incansable trabajo con la palabra es reconocido a nivel internacional. Es Socia Internacional del Instituto Historia y Geografía de Goias dado por brindar un servicio excepcional para la cultura y la integración de América Latina. Es destacada  con dedicatoria especial y publicación de sus poesías en la Antología El Verso toma la palabra (2008) por  la Universidad Nuevo León –UANL- México, libro que se presentó en la Feria internacional del libro (FIL) de Guadalajara, Jalisco, Colombia y España.
Sus obras se encuentran en  numerosas Antologías como: Encuentro de dos Mundos Antología UNESCO 2001, Anuario 2004 México Poesía de Raíces Mágicas- Mujeres Poetas en el País de las Nubes; Matices y Pasiones (2005), El hacer de las Palabras, Cuento y Poesía,(2005/6/7/8/9/11) - prologo y cuidado de edición) del Encuentro Comunitario Internacional de escritores y artistas plásticos “Entretejiendo imagen y palabra” Arg.; el Atlas Socioeconómico de San Juan elaborado por la Universidad Nacional de San Juan, entre otras producciones.

La preocupación y el trabajo por incentivar la lectura, difundir las obras de escritores y artistas plásticos de América Latina y el mundo se reflejan  en la creación y organización  del “Encuentro Comunitario Internacional de escritores “Entretejiendo imagen y palabras” que se desarrolla en la provincia de San Juan, Argentina desde el año 2005 hasta el año 2011, con la producción de una Antología, muestras plásticas, intercambio cultural entre artistas y con la comunidad, en escuelas, bibliotecas populares, espacios públicos.