imagen del encabezamiento: Yañez

Bienvenida



Necesitamos compartir, necesitamos comprender, y solo podemos hacerlo mediante la palabra y toda otra forma de comunicación gráfica, gestual; que ingrese por nuestros sentidos, que emitan nuestros labios, nuestras manos, el cuerpo todo.

Para nosotros, para las personas, la comunicación fundamental, principal, se realiza por medio de la palabra, sea oral o escrita. Vivimos en un océano de palabras y señales comunicativas y la falta de ellas es como la falta de oxígeno a la vida. Sin ellas empobrecemos y en soledad podemos llegar al extremo de morir por ausencia de comunicación que en definitiva es ausencia de cariño, de amor; porque el opuesto, el odio, o simplemente la indiferencia, no permiten las palabras, no permiten la conexión, la comunicación. Solo se comunica, solo se habla cuando se desea comprender, cuando hay un principio de amor. Para ello, para compartir y comprender proponemos estas TARDES DE MATE Y CUENTOS; en ellas trataremos de alimentarnos de palabras, conocerlas y reconocerlas para llegar a tener una mejor comunicación, una riqueza y soltura del lenguaje.

Antonio G. Guzzo


martes, 27 de octubre de 2009

Cada vez...



Extraidos de VOX 6-
para leer en voz alta



Cada vez que miro al cielo
Cada vez que encuentro una estrella
Se aloja en mi el niño jubiloso
E inútilmente estiro el brazo para alcanzarla


--------------------------------------------
No mires mi piel
¡No!
Mira mis ojos
Mira mi boca
Mira mi adentro
La piel es del viento y de la tierra
Del sol y de la luna
Me protege

Dame tus ojos
Tu voz
Tu alma

4 comentarios:

Myriam dijo...

Para leer en voz alta..

Y cada vez lo volveré a estirar, para sentirme niña (niño)

-------------------------
No mires mi piel
no! ..

Estas palabras son un pedido, me suenan casi como un ruego.

Un saludo.

isa dijo...

ES bueno tener donde agarrarnos para seguir teniendo ilusiones de niños. Estirar los brazos para agarrar a una estrella y jugar con ella, nos hace retornar a la niñez.


No mires mi piel...
Con esto nos están diciendo que no miremos el exterior de las personas, sino, que profundicemos más en lo que hay dentro del envoltorio, en la forma de ser. El físico al fin y al cabo con los años se deteriora. El corazón y la belleza interior, siempre estarán intactas.
Como dices en el poema, la piel le pertenece al sol y a la tierra.
Los ojos son el espejo del alma. La boca es la mediadora del alma.
Saludos y muy bonito Antonio.

Cecilia_ dijo...

Dame tus ojos, veré por ellos
Tu voz, será música envolvente
Tu alma ..
sólo así sabré que me amas

oh! Antonio, que belleza, dar el alma es .. todo. Es amar.

Tuve un momento sumamente placentero leyendo en voz alta.
Gracias, un abrazo.

Malena dijo...

Sentí un montón de emociones acá dentro, en mi latita de ojalata recubierta de acero, en época de oleaje..

Volví a ser niña (aunque creo que nunca dejé de serlo) mientras lo leía..

Un abrazo para todos y todas,

Malena