imagen del encabezamiento: Yañez

Bienvenida



Necesitamos compartir, necesitamos comprender, y solo podemos hacerlo mediante la palabra y toda otra forma de comunicación gráfica, gestual; que ingrese por nuestros sentidos, que emitan nuestros labios, nuestras manos, el cuerpo todo.

Para nosotros, para las personas, la comunicación fundamental, principal, se realiza por medio de la palabra, sea oral o escrita. Vivimos en un océano de palabras y señales comunicativas y la falta de ellas es como la falta de oxígeno a la vida. Sin ellas empobrecemos y en soledad podemos llegar al extremo de morir por ausencia de comunicación que en definitiva es ausencia de cariño, de amor; porque el opuesto, el odio, o simplemente la indiferencia, no permiten las palabras, no permiten la conexión, la comunicación. Solo se comunica, solo se habla cuando se desea comprender, cuando hay un principio de amor. Para ello, para compartir y comprender proponemos estas TARDES DE MATE Y CUENTOS; en ellas trataremos de alimentarnos de palabras, conocerlas y reconocerlas para llegar a tener una mejor comunicación, una riqueza y soltura del lenguaje.

Antonio G. Guzzo


domingo, 17 de mayo de 2009

Mario Benedetti

Ya no está... mayor razón para leerlo...

http://www.lavanguardia.es/cultura/noticias/20090518/53705415728/escritores-lloran-muerte-de-mario-benedetti.html

8 comentarios:

Cecilia_ dijo...

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

Cecilia_ dijo...

el mundo lo llora

http://search.twitter.com/search?q=benedetti

isa dijo...

Qué bello poema. Con este poema, Don Mario Benedetti, nos dice que él nunca se irá. Que estará donde menos pensemos y, nosotros queramos imaginar y verlo.
Aquí deja su gran legado de más de 80 novelas, ensayos, cuentos y poemarios que escribió este gran escritor uruguayo.
Seguro son más leídos ahora que ya emprendió su vuelo.
Sé que todos vosotros están muy tristes, le seguían y gustaban sus poemas. La vida es así, mientras unos parten y mueven sus alas para retomar el vuelo, e ir a un lugar lejano y donde reina la PAZ, otros nacen para un nuevo comienzo.
Descanse en paz don Mario Benedetti.
Besosssssss

Myriam dijo...

Mayor razón para leerlo, Antonio. Es su herencia, la que deja al mundo.. la que nos deja. Gracias por tanto.

Julia dijo...

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote

Es precioso este poema y según el estado de ánimo que se tenga se hace más profundo al leerlo. Un abrazo Antonio y gracias por todo.

Gladys Acha y Sergio Soler dijo...

Un saludo bonaerense a tu universo sanjuanino. Estamos de vuelta después de una larga ausencia y nos reconfortó saber que nos visitaste.
Volveremos pronto.

Julia dijo...

Estados de ánimo

A veces me siento
como un águila en el aire.

Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.

Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.

A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.
Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.

Julia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.